Recuerdos

Recuerdos de aquella tarde:
El sol esplendoroso como la mas brillante de las joyas
El pavimento aun humedo por la lluvia
Tus manos y las mias entrelazadas
Y nuestros ojos fundidos en uno mismo
Ansiando escapar hasta el fin del mundo
Donde nadie pudiese jamas hallarnos
Y menos atreverse a señalarnos,
Que no logren hacernos daño
Mis labios son rios, los tuyos desiertos
Ansiando saciar nuestros anhelos


Por: Martha A. Garcia Macias