Reflexiones de un viajero - turista


(Foto: Daniel Tirado – Dineroensandalias.com)

Cuando planificamos un viaje nuestro corazón se acelera, nos emocionamos totalmente, realmente nos sentimos felices, comenzamos hacer nuestras maletas, a pensar que lugares iremos a visitar, cuáles serán los mejores sitios para hospedarse y cada cosa que piensas o imaginas sobre el viaje te emociona más que la anterior, ya cuando llegas y empiezas a visitar lugares turísticos, ah probar otro tipo de comida y ver cosas nuevas la emoción crece y crece y tu felicidad es máxima es en ese preciso momento que dices me quedo un tiempo indefinido en este lugar para conocer más o me voy como lo tenía planificado en un principio?

Unas personas optan por quedarse un tiempo indefinido y al principio se sienten totalmente felices, conocen lugares nuevos, ven cosas únicas, disfrutan de paisajes hermosos, van a la plaza, conocen personas y forman amistades nuevas, pero hay un momento en las que se ponen a pensar que ya no son tan felices ni están tan emocionados como lo estaban al principio, pero al menos se quedan con esa satisfacción de que experimentaron cosas nuevas, de que vivieron aventuras nuevas, que realmente se llevan de ese lugar experiencias inolvidables que nadie les podrá quitar jamás.

Luego de esto unas personas se regresan a sus casas con la satisfacción de lo logrado con sus experiencia personal de ese viaje, mientras que otros quieren vivir otro tipo de experiencias y emprenden a otros viajes similares donde cada vez aprendan más y se sientan totalmente realizados en lo personal. Es por ello que existen muchas personas que se arriesgan y empiezan a viajar a diferentes lugares del mundo, para conocer que hay más allá de su país, ver paisajes distintos, sentir climas diferentes, probar cosas nuevas, sentir olores diferentes que le erizen la piel, esto sin duda alguna es un logró totalmente persona para algunas personas ya que experimentan muchas cosas y se sienten totalmente satisfechos con los resultados obtenidos de sus viajes.

El viajar para muchos es algo emocionante y ya, pero para otros es algo único que los motiva enormemente a seguir adelante a esforzarse cada día más, en reflexionar y querer ser una mejor persona, ya que cuando se viaja uno se siente relajado y libera todo el estrés, pensando así las cosas con mayor claridad, viajar le proporciona a cualquier persona una mejor calidad de vida por eso es que también muchos viajeros inician sus viajes para estar solos y sentirse libre de cualquier problema y así poder reflexionar sobre sus vidas, que hacen bien, que hacen mal, que deben cambiar, literalmente toman mejores decisiones que sin duda alguna le cambian la vida para mejor.

El viajar no solo te proporciona una gran diversión, sino que también te abre las puertas a tu mente, ya que el viajar sirve para reflexionar, ver las cosas desde otras perspectivas, te hace sentir mejor física como emocionalmente, hay personas que viajan y solo disfrutan del viaje otras personas van más allá y se dan la oportunidad de aprovechar los momentos de aclarar sus pensamientos, de ver realmente las cosas más claras, entre otras cosas.